COEBA CREEX CEOE CEPYME horizontal1

El CES reclama incorporar al Corredor Atlántico los trazados Plasencia-Salamanca, Mérida-Sevilla-Huelva y Mérida-Ciudad Real-Manzanares

20200717 pte. informe ces 1 1

El Corredor Atlántico debe ampliarse incorporando las conexiones Plasencia-Salamanca, Mérida-Sevilla-Huelva y Mérida-Ciudad Real-Manzanares, todas ellas con doble vía electrificada para velocidades de no menos de 100 kilómetros por hora y, en el caso de las dos últimas, con apeaderos para convoyes de 750 metros. Esta es una de las conclusiones que recoge el extenso informe elaborado por el Consejo Económico y Social de Extremadura, organismo en el que está representada la CREEX, y que ha sido presentado hoy en la Asamblea de Extremadura.


Las reclamaciones de nuevos trazados o mejora de los existentes beneficiarían, según el informe, no solo a Extremadura, sino a toda Europa, avanzando en la integración económica, territorial y social de la UE.
En la presentación del informe, la Presidenta de la Asamblea, Blanca Martín, que ha ejercido como anfitriona de la cita, ha reclamado que la sociedad en su conjunto, y por descontado sus representantes, “seamos conscientes del momento en el que vivimos, donde se necesita cordura y unidad”.
Tras sus palabras de bienvenida, Ricardo Salaya, Consejero del CES, ha explicado que el informe, a diferencia de otros estudios realizados, “no incide tanto en la situación de Extremadura, en cómo podría beneficiarnos este Corredor, sino en cómo podría beneficiarse la UE, todo el espacio europeo”, para agregar que la elaboración del documento “tiene la virtud de la oportunidad, pues es ahora cuando se está debatiendo el presupuesto para estas actuaciones en el marco 2021-2027, puesto que el horizonte de ejecución es 2030”.
Salaya ha comentado que el Corredor Atlántico vertebra Portugal, España, Francia y Alemania, con 1.700 kilómetros y nueve puertos, uniendo territorios que suponen el 12% del PIB UE. En la apuesta europea multimodal está clara la importancia del ferrocarril, sobre todo para mercancías, puesto que su huella de carbono es infinitamente más baja que la del transporte por carretera, pese a lo cual ahora solo supone el 1% del transporte de mercancías, ha señalado.
En un breve repaso histórico, el Consejero del CES ha indicado que la estructura de comunicaciones en España, como en todo Estado-Nación, se articuló en forma radial, lo que suponía que cuando más alejado estaba un territorio del nodo central, Madrid, más territorio quedaba sin comunicación, una situación que se agravó en los años 80 al tomar decisiones economicistas que cerraron líneas y vaciaron territorios al quedar incomunicados.
Ahora, ha continuado, se impone un modelo que vertebre y conecte y además contribuya a paliar los efectos del cambio climático.
En este sentido, ha manifestado, el Corredor Atlántico sería una infraestructura esencial, no solo para Extremadura, si se completa su mapa con los trazados Plasencia-Salamanca, dando continuidad a un trazado Sur-Norte que vaya hasta los puertos cantábricos y los conecte al resto de Europa; Mérida-Sevilla-Huelva, para incluir los puertos de Huelva y Algeciras, y Mérida-Ciudad Real-Manzanares y de ahí unirlo al Corredor Mediterráneo.
“Esto permitiría la integración funcional de Extremadura, con beneficios para nuestras producciones perecederas que llegarían en tiempo razonable a cualquier punto y con el desarrollo de un sector logístico en alza, además de potenciar el turismo, la descentralización productiva y el trabajo deslocalizado, lo que acarrea retención del capital humano, mejora del mercado de trabajo, trasvase de capital y acceso a la tecnología asociada”, ha asegurado para afirmar: “en todo caso, a la hora de pedir un presupuesto es difícil argumentarlo en base exclusivamente a beneficios para un solo territorio, por lo que hay que destacar que este mapa que se propone beneficia a Europa, al conectar la fachada cantábrica, eludiendo el cuello de botella de Madrid, y conecta dos corredores tan relevantes como el Atlántico y el Mediterráneo”.
EN EL ADN DE LA UE
Por su parte, Mercedes Vaquera, Presidenta del CES, ha señalado que este organismo decidió enfrentarse a esta cuestión desde una perspectiva distinta, que incluyese los ámbitos regional, nacional e internacional, y para ello se contó con expertos de la Junta de Extremadura, Avante, Parque Científico Tecnológico y Universidad de Extremadura. “El enfoque no fue centrarnos en qué beneficios tendría Extremadura, sino cómo la integración de Extremadura puede beneficiar a Europa, qué podemos aportar con esta idea en términos de cohesión territorial y social, que es una de las bases de la UE, favorecer el crecimiento armonizado y responder al reto medioambiental”, ha subrayado.
Desde esta perspectiva, la consideración del Corredor Atlántico como una infraestructura que acerca a los objetivos que están en el ADN de la UE, el CES se planteó el trabajo “como reto y oportunidad para Extremadura y para Europa”, ha concluido.
Tras Vaquera ha intervenido el Presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, quien ha asegurado que un Corredor “no es algo que comunica, sino algo que une, y si esta idea hubiese calado antes no estaríamos ahora discutiendo si debe haber o no una respuesta común a una crisis como la que estamos viviendo”.
Fernández Vara ha indicado que la pandemia ha acelerado un cambio “y aquí tenemos un territorio amplio para llevar a cabo un desarrollo de la logística, sol como fuente renovable de energía, vivienda accesible, etcétera, y debemos aprovecharlo para generar oportunidades”.
El Presidente de la Junta ha añadido que el COVID 19 ha provocado la relocalización de la cadena de valor, la puesta en cuestión de las estrategias de crecimiento y la valoración de las comunicaciones digitales “donde España, gracias a las ‘malvadas’ empresas, esas que algunos tanto critican, ha sido puntera en el trabajo a distancia dentro del marco europeo, y es algo en lo que hay que avanzar, en la digitalización de la actividad”.
Finalmente, ha agradecido al CES la elaboración de este tipo de informes “que nos ayudan a estar siempre a pie de calle, en contacto con todas las realidades”.
FONDOS MULTIMILLONARIOS
En último término, Germán Barrios, experto y Director del Informe sobre el Impacto Socioeconómico del Corredor Atlántico, ha abundado en cómo el Corredor Atlántico puede contribuir a la cohesión social, económica y territorial, impulsando un mercado único mucho más competitivo en la UE.
Barrios ha aludido a las posibilidades que abriría un Corredor Atlántico no solo conectado al Corredor Mediterráneo, sino que pueda eludir vía Plasencia-Salamanca el nodo logístico saturado de Madrid, y en el que Extremadura sería el punto de unión Oeste (Sines)-Este (Corredor Mediterráneo) y Sur (Algeciras-Sevilla)-Norte (puertos cantábricos).
“Hablamos de in impacto social muy importante, con la creación en todo su trazado de un millón de empleos, y que no solo sirviese para transportar mercancías y viajeros, sino también para interconectar las redes de energía, y eso para esta tierra es fundamental”, ha afirmado.
Asimismo, ha explicado que Extremadura parte en este campo de incrementar la productividad y la cohesión social con la ventaja de una buena posición en conectividad digital, gracias a las acciones de la Junta de Extremadura.
Para concluir, Barrios ha asegurado que para esta década hay, por parte de la UE, recursos para impulsar las infraestructuras, que suman entre diversos programas entre 95.000 y 150.000 millones de euros, por lo que ha instado a seguir apostando por llevar a Bruselas los proyectos e informes que avalen por qué hay que dotar económicamente las acciones que se proponen.
Ha cerrado la jornada la Presidenta del CES que ha vuelto a incidir en los beneficios en términos de cohesión social y económica que recoge el Corredor Atlántico en la concepción del informe tanto para Extremadura como para toda la UE, y ha hecho un llamamiento para que toda la sociedad se involucre en este objetivo.