COEBA CREEX CEOE CEPYME horizontal1

CREEX respeta la decisión de Sanidad de posponer los desplazamientos entre las provincias extremeñas pero quiere conocer a qué causas obedece

carretera badajoz caceres

La Confederación Regional Empresarial Extremeña (CREEX) ha mostrado su respeto al anuncio del Vicepresidente segundo y Consejero de Sanidad, José María Vergeles, en el sentido de que, si Extremadura entra en fase 3 el próximo lunes y el Gobierno de España deja la decisión de los movimientos interautonómicos en manos de la Administración regional, no se permitiría la movilidad entre Cáceres y Badajoz hasta el 15 de junio.

 

Javier Peinado, Secretario General de la CREEX, ha señalado: “no cabe duda de que retrasar esta movilidad, como un elemento más de vuelta a la normalidad, lastra la recuperación, especialmente en el sector servicios”, para agregar: “desde la CREEX seguimos marcando como prioridad la salud, y estaremos a lo que las autoridades sanitarias digan, como hemos hecho hasta ahora. Suponemos que cuando el Consejero de Sanidad dice eso debe tener sus razones, pero nos gustaría conocerlas”.

Peinado ha recordado que el propio Presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, había trasladado al Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la petición de que se permitiese la movilidad entre las provincias de Cáceres y Badajoz, “por lo que el anuncio del responsable de Sanidad nos coge a contrapié, no sabemos la causa, que seguro que la hay, pero este cambio de criterio retrasa la recuperación de la actividad, la reactivación económica, y quisiéramos conocer a qué obedece”.

COORDINAR LA APERTURA DE LA RAYA

Respecto al anuncio del Gobierno de Portugal, a través de su Ministro de Administración Interna, Eduardo Cabrita, en el sentido de que no abrirán su frontera hasta el 1 de julio, Peinado ha indicado que, como en el caso de la limitación de movilidad entre Cáceres y Badajoz, “perjudica la vuelta a la normalidad, y sobre todo perjudica a las zonas fronterizas en cuestiones como el comercio, la hostelería o las actividades sanitarias”.

Sin embargo, el dirigente de la organización más representativa del empresariado extremeño ha asegurado entender la postura lusa: “si por la parte española se dice que hasta finales de junio no se va a permitir esa movilidad fronteriza, ¿qué sentido tendría que Portugal lo autorizase? No se podría pasar la Raya de ningún modo, por lo que aquí se necesita coordinación entre los gobiernos de los dos países”.

Por ello, Peinado ha pedido “que se pongan de acuerdo y que además avisen con suficiente antelación sobre el día en que se levantará el veto fronterizo, porque las empresas no pueden vivir en más incertidumbres, tienen que saber con antelación cuándo será para ajustar sus previsiones en cuanto a actividad y plantillas a las demandas previstas, eso no se puede improvisar”.