COEBA CREEX CEOE CEPYME horizontal1

CREEX destaca el esfuerzo de las empresas extremeñas para facilitar la conciliación y reclama más implicación de la Administración

conciliación
El 50 % de las personas asalariadas en Extremadura con responsabilidades de cuidado de niños y/o adultos dependientes pudo modificar el inicio o fin de su jornada laboral en 2018, si bien el porcentaje de hombres con posibilidad de modificar su jornada laboral fue algo mayor que el de las mujeres. Además, el 51,87 % de los asalariados extremeños con responsabilidades de cuidado tuvieron posibilidad en general de organizar su jornada laboral para disponer al menos de un día libre sin considerar días de vacaciones.
 
A la vista de estos datos, el secretario general de la Confederación Regional Empresarial Extremeña (CREEX), Javier Peinado, ha destacado “el esfuerzo que están haciendo las empresas extremeñas para facilitar la conciliación, un esfuerzo que hay que valorar teniendo en cuenta que el tejido productivo de la región está conformado por pymes y microempresas, donde a veces es muy complicado ajustar horarios, permisos y jornadas y asegurar a la vez el funcionamiento de los negocios”.
 
Por ello, Peinado ha reclamado que la Administración asuman un papel más activo en esta cuestión, tanto en lo que se refiere a las medidas para facilitar la contratación de personas que puedan hacerse cargo de los menores y de los mayores dependientes durante la jornada laboral, como en la puesta en marcha de servicios como guarderías o centros de día, especialmente en zonas rurales.
 
“Vemos que en las zonas rurales a veces la conciliación es casi un imposible, dado que no hay ningún servicio que se pueda hacer cargo de estos menores y estos mayores dependientes, con lo que el cuidado recae íntegramente en las familias, especialmente en las mujeres, privándolas de la posibilidad de compatibilizar esta tarea con su trabajo”, ha recalcado el secretario general de la CREEX.
 
Prueba de ello es que, según la nota del Instituto de Estadística de Extremadura, el porcentaje por sexo de las personas que pueden conciliar fue menor para las mujeres (47,19%) que para los hombres (55,86%).
 
Por edad, los que en general presentaron mayor posibilidad de disponer de un día libre para asumir mejor sus responsabilidades de cuidado fueron los menores de 34 años, 57,67% y los que menos los mayores de 45 años, 49,07%.
 
Por tipo de jornada, el 52,16% de los asalariados con jornada completa pudieron organizarla para disponer de un día libre frente al 50,33% de los que tenían jornada parcial.
 
La mayoría de los asalariados entre 18 y 64 años con este tipo de responsabilidades trabajaron en el sector servicios y el 51,02% de ellos consideraba que en general era posible disponer de un día libre para asumir mejor esas responsabilidades.
 
Las ocupaciones para las que no fue posible o casi nunca disponer de un día libre supera a las que en general fue posible, se trata de 'trabajadores de los servicios de
restauración, personales, protección y vendedores', 'operadores de instalaciones y maquinaria, y montadores' junto con 'ocupaciones elementales'.
 
El 65,63 % de la población extremeña con edades comprendidas entre los 18 y los 64 años no tiene responsabilidades de cuidado de hijos menores de 15 años o de familiares dependientes.
 
Un 28,03 % cuidaron únicamente de hijos propios o de la pareja menores de 15 años y un 5,28 % de familiares dependientes. Además, el 16,65 % de las personas de 18 a 64 años que cuidaron de hijos menores de 15 años utilizaron servicios profesionales. Estos servicios fueron usados principalmente por personas ocupadas.
 
El principal motivo de no usar servicios profesionales fue que organizaron el cuidado de los hijos solos o con su pareja (51,85%) seguido de lo organizaron solos o con la ayuda de abuelos, parientes o amigos (15,69%).
 
Para el 15,56% de las mujeres ocupadas con hijos propios o de la pareja, el efecto más importante sobre su empleo actual fue que redujeron el número de horas de trabajo frente al 1,74% de los hombres.
 
Por sexo, el porcentaje de mujeres que cuidó únicamente a familiares dependientes fue del 6,85%, frente al 3,70% de los hombres.
 
En Extremadura, un total de 99.600 personas dejaron de trabajar durante al menos un mes seguido desde que terminaron sus estudios hasta el momento actual para cuidar a sus hijos. En al caso de las mujeres este porcentaje ascendía a 42,30%, mientras que para los hombres era de 5,53%.
 
De entre los que interrumpieron al menos un mes, el 57,25% lo hicieron durante un período inferior a 6 meses y el 23,22% durante más de un año.