Extremadura entre las ocho regiones en las que se ha destruido empleo a un ritmo superior al de la media

El último informe regional AGETT del mercado laboral analiza los datos del primer trimestre de 2012. Según este estudio, Extremadura es una de las comunidades en las que los menores de 34 años se han visto más afectados por el paro y una de las ocho regiones en las que se ha destruido empleo a un ritmo superior al de la media. No obstante, como aspecto positivo, el informe recoge la disminución de tasa de temporalidad en nuestra comunidad.

En cuanto al número de hogares en el que todos sus miembros activos están parados, Navarra y País Vasco, ambas con tan sólo un 7,9%, ocupan los mejores puestos situándose por debajo de la media nacional, que alcanza el 13,3% a nivel. La región con un mayor porcentaje de hogares en esta circunstancia es Andalucía, que sitúa su tasa en 19,7%.

Ocho de las diecisiete CCAA destruyen empleo a ritmos interanuales superiores al del conjunto nacional

La comunidades que destruyen empleo a ritmos superiores son: Andalucía, C. La Mancha, Cataluña, C. Valenciana, Extremadura, Navarra, País Vasco y La Rioja. Como señala AGETT, la destrucción de empleo neto a nivel nacional se debe tanto al empleo asalariado (trabajadores por cuenta ajena) como al empleo autónomo (trabajadores por cuenta propia), a excepción de las regiones andaluza, balear, canaria, madrileña, navarra y vasca donde la destrucción de empleo se debe, únicamente, al de por cuenta ajena. Respecto al empleo asalariado, únicamente Aragón (0,3%; +1.100) presenta una creación interanual de este tipo de empleo, mientras todas las demás presentan pérdidas.

Dentro del empleo asalariado se observan importantes diferencias en función de si el tipo de relación contractual es con el sector público o con el sector privado. El sector privado destruye empleo de manera interanual en todas las CCAA, excepto en Baleares, Aragón, Cantabria y Murcia. Por otro lado, el sector público crea empleo de manera interanual en cinco de ellas. Sin duda se está apreciando de una forma clara el ajuste en el empleo del sector público como consecuencia de las medidas adoptadas por las CCAA para el cumplimiento del déficit.

Dentro del desempleo, los que llevan más de un año en dicha situación (paro de larga duración o desempleo estructural) han mantenido su peso sobre el total de parados en el 50,05% en el primer trimestre de 2012 (era del 50,02% en el cuarto trimestre de 2011). En este trimestre, Asturias, Cantabria, Castilla y León, Castilla La Mancha, Comunidad Valenciana, Galicia, Murcia, País Vasco y La Rioja, son las comunidades que ven reducir el peso de los desempleados que llevan más de un año buscando empleo sobre el total de parados.

Cinco años después del inicio de la crisis el deterioro laboral se ha extendido a casi la totalidad de los grupos de edad

La actual crisis económica española está teniendo uno de sus mayores impactos en el mercado laboral, incidiendo con mayor fuerza en algunos colectivos concretos. Casi cinco años después del inicio de la crisis (IIITR07), el deterioro laboral se ha extendido a casi la totalidad de los grupos de edad, haciendo evidente el gran problema estructural que estamos padeciendo.

A excepción de País Vasco, todas las comunidades han generado más la mitad de los parados menores de 34 años en lo que llevamos de crisis. El conjunto nacional ha aumentado su número de parados menores de 34 años en un 61,6% (1.579.900 parados de un total de más de 2,5 millones).

Se observa que Baleares y Navarra son las CCAA donde este colectivo se ha visto más afectado, ya que desde el inicio de la crisis han generado el 83,4% y el 70,4% del desempleo para el colectivo menor de 34 años en su CCAA respectivamente. Le siguen Aragón con un 69,8%, Castilla La Mancha con un 68,8%, Cataluña con un 67,3% y Murcia con un 64,5%.


 


 

0
0
0
s2sdefault