El ICO endurece los créditos a las pequeñas empresas y a los autónomos

La línea Liquidez reduce el plazo de devolución del préstamo, encarece los costes y deja en los bancos todo el riesgo. COEBA considera que con este tipo de medidas se agravan aún más las dificultades que tienen las empresas para solucionar su principal problema, la financiación y reclama mayores plazos de devolución para que las empresas puedan mantener el empleo y evitar más cierres.

El Consejo de Ministros del pasado viernes ha endurecido las condiciones para acceder a la línea Liquidez del Instituto de Crédito Oficial (ICO), entidad dependiente del Ministerio de Economía y Competitividad.

La línea Liquidez, más que a la adquisición de activos, está pensada para proporcionar circulante a las empresas con el que hacer frente al endeudamiento o a las necesidades más inmediatas.

El Gobierno ha cambiado así las condiciones a mediados de año, cuando ya se han gastado 5.500 de los 8.000 con lo que cuenta la línea en 2012, según resaltaron fuentes financieras. En la práctica se trata de un endurecimiento de las condiciones del crédito.

Hasta ahora la devolución de uno de estos créditos se podía hacer a uno, tres, cinco o siete años, un tiempo que se podía ajustar a las necesidades de una empresa pequeña o mediana. Ahora, la devolución se tiene que hacer en uno o dos años, un periodo en el que es muy difícil que el tipo de firmas que acuden a esta línea puedan hacer frente a sus compromisos.

El tipo de interés será el que marque el mercado, como sucedía hasta ahora. Aún así fuentes financieras apuntan a que el coste del crédito se endurecerá, ya que el coste que percibe el ICO ha pasado de 200-250 puntos básicos a 424-450.

Otro de los cambios introducidos es que hasta ahora el riesgo del crédito era compartido entre el ICO y los bancos y cajas colaboradores en un 50%. Desde el viernes, recae exclusivamente sobre las entidades bancarias.

Esta nueva condición puede llevar a algunas entidades de crédito a ser más exigentes en la concesión del préstamo e, incluso, a replantearse su colaboración con el ICO en esta línea en concreto. No es lo mismo tener el riesgo de un préstamo compartido que asumirlo en solitario, y más en las actuales condiciones del mercado, condiciones que precisamente pueden haber llevado al Ministerio de Economía a cambiar las características de la línea Liquidez del ICO.

Desde el Instituto de Crédito explican que, su capital procede de la emisión de deuda en el mercado, por lo que el interés y las condiciones que ofrecen vienen condicionadas por la coyuntura. Fuentes financieras apuntan a que quizá la razón por la que el ICO ha decidido endurecer las condiciones de crédito se encuentre en la situación actual del mercado.

Las emisiones de deuda del ICO, como las de cualquier entidad española, tienen graves dificultades para venderse en este momento en los mercados y, además, las condiciones son más difíciles y con intereses más altos. Ante ello, el Ministerio puede haberse visto obligado a cambiar las condiciones del crédito.

0
0
0
s2sdefault